El blog de Rubén Pellejero

miércoles, 1 de octubre de 2008























Es arriesgado apostar por una técnica que vas a arrastrarla durante 64 páginas o más. Esta vez opté otra vez por por el color directo pero a pincel con tinta permanente i acuarelas líquidas , dejando de lado el gouache de mis trabajos anteriores. El uso del pincel da una lentitud a veces exasperante al trabajo pero debo reconocer que la fuerza del grosor de línea compensa la frescura i agilidad de la plumilla o el rotulador si bien luego me arrepiento a menudo de haber hecho según que elección.